LOS MUNDOS ONÍRICOS DE TIM WALKER I Arya Blues

Tim Walker

¡Hola Golondrinas!

Supongo que ya os habréis dado cuenta de que me gustan muchísimas vertientes artísticas diferentes. Quiero aprovechar la oportunidad que tengo con este blog de ir introduciendo cositas que me interesan y que creo que también os pueden interesar a vosotras para utilizarlo como fuente de información o de inspiración. ¿Qué os parece la idea?

La fotografía es una de esas vertientes que más me interesan profundamente, sin embargo, nunca he tenido la oportunidad de profundizar en ella o más bien de dedicar el tiempo que se merece. Por eso, aprovechando que este curso tengo ese tiempo quiero ir introduciendo una serie de post en el que os vaya hablando de los fotógrafos que más me llaman la atención.

Tim Walker es sin duda uno de esos artistas que no dejan indiferente a nadie. Que han encontrado su estilo personal y único y que es reconocible a kilómetros de distancia. Incluso, algunos lo relacionan directamente con grandes directores de cine (a los que guardo un cariño especial) como es el caso de Tim Burton.

La esencia británica está presente en cada una de sus obras. Yo no soy una experta, sin embargo, personalmente no puedo evitar levitar entre colores suaves y pasteles que pertenecen a un pasado británico que viaja en el ADN de Walker. Su paleta de colores es más o menos amplia, sin embargo, el azul bebé está casi siempre presente en sus obras.

Está claro por qué me gusta este autor (mis compañeras dicen que soy predecible), pero los mundos oníricos y de sueño que propone en cada una de sus obras es también parte de mi ADN y no puedo huir de él. Muñecos de cuerda, hadas perdidas, payasos de alma oscura son los protagonistas de los viajes que retrata este fotógrafo con delicadeza y sumo cuidado. Algunos seguro que han aparecido en alguno de nuestros sueños antes de verlos representados. Es maravilloso.

Tim Walker tiene un recorrido profesional muy extenso, pues empezó como fotógrafo freelance en el inspirador Londres para después aprender de uno de los grandes maestros, Richard Avedon en Nueva York. Ha trabajado para Vogue y para Vanity Fair y ha introducido a numerosos artistas en sus desconcertantes creaciones. También ha ganado diferentes premios importantes para el mundo de la fotografía como el “Honorary Fellowship” de la Royal Photographic Society en 2012.

Si queréis saber más profundamente de él, podéis visitar su página web. ¡Eso sí! Preparaos para un viaje a lo más profundo de vuestro ser donde se presionarán teclas que harán descolocar vuestros pensamientos.

¡Bueno #Gondrinas! Espero que estéis muy bien y que os sirva esta pequeña píldora para despertar vuestro interés.

Love u!