HABLEMOS DE LENDAKARISMO

Lendakaris Muertos

Lendakarismo

Del vasco lehendakari “jefe de Gobierno”

m, Movimiento musical originado por la banda musical Lendakaris Muertos. Constituido por chutes concentrados de punk, letras gamberras e ingeniosas, que circulan por las carreteras del doble sentido y desatan la risa floja.

Arya Blues@aryabluess – (2006, País Vasco) ¿Te acuerdas cuando venía ese colega con el que compartías tu pasión por la música con un nuevo disco y te decía que tenías que escucharlo? Te lo dejaba un par de días, pero ¡Con vuelta! Yo recuerdo como si fuera ayer cuando alguno de aquellos vino a decirme que tenía que escuchar Oso Panda, una canción de “unos tal” Lendakaris Muertos.

Diez años después, entro en el recinto del Gasteiz Calling para verlos flotar en directo entre el público con el espíritu más punk de la historia, y hoy estoy aquí sentada con Aitor (vocalista) y Jokin (bajista) tomando un café mientras me hablan un poco de historia y otras cuestiones muy interesantes que desconozco. Porque como bien dice Aitor: “Se nota la brecha generacional”.

El debate de la pertenencia a diferentes generaciones con sus diferentes ideas y conocimientos, surge a partir de la portada de su nuevo disco, Podrán cortar la droga pero no la primavera. Este título está inspirado en una famosa frase de Pablo Neruda, que ya estaba en la mente del grupo mucho antes de llevarlo al estudio.

Jokin saca el disco y me lo da, y al tenerlo ante nosotros podemos analizar mejor su diseño. Observamos cómo los tres ganadores de una competición miran su móvil abstraídos totalmente de su momento de gloria: “Mucha gente no lo ve”, haciendo referencia al móvil. Aitor me pregunta si conozco la foto histórica, pero como había apuntado antes acertadamente, mi edad hace que ignore totalmente este hecho. Por eso, no duda en hablarme de él: “En unas Olimpiadas, sería en los 70, los negros ganaron las medallas de oro y bronce. Todos de Estados Unidos y cuando sonó el himno, agacharon la cabeza y se pusieron el guante negro. Era el signo antiguo de los Panteras Negras. Digamos que protestaron contra su propio país por el trato que les estaban dando. Para Estados Unidos fue humillante”. Aprovechando la fotografía original han colocado el móvil en las manos de Tommy Smith y John Carlos.

El diseño refleja claramente que en este último trabajo el tema principal es la tecnología, dejando un poco de lado canciones que ironizan la situación actual del Estado: “El tema de las tecnologías (yo como lo veo) es como una puta droga y lo tienes que saber usar. Estas ahí con tus amigos y, ¿Ni te hablas? Eso es para pensar en lo que estás haciendo” apunta Jokin.

Éste, no sólo observa problemas en cuestiones sociales, sino que además, él mismo dirige la conversación hacia la influencia que pueden tener las redes en la política actual: “Hay manifestación mañana a las 11:00h, 25.000 me gustas, y en la manifestación hay 525”. Aitor en cambio piensa que: “Hay una parte de la sociedad que suele ser un 15% que siempre protesta, solo que antes con violencia llamaba más la atención. Ahora, a no ser que ocurra algo muy grave, siempre hay una parte muy pequeña que protesta y otra que no hace nada. No es normal pero es lo habitual”.

Podrán cortar la droga pero no la primavera, es un disco repleto de temas perspicaces como “Lamentablet”, “El 4K se llevó a mi chica” u “Odio a los partidos”. Y estando frente a Aitor que, además de vocalista es el compositor de las canciones, no puedo evitar preguntarle algo que siempre me ha rondado la cabeza (y seguro que a vosotros también). Cómo las compone: “Yo tengo mis disciplinas. Entonces, cuando vamos a grabar un disco, me compro un cuaderno y empiezo a apuntar todas las ideas. Generalmente siempre parto de una idea que normalmente está basada en un juego de palabras. Por ejemplo, yo que sé, bueno “Lamentablet”. A partir de ahí, me pongo a pensar. Casi todos los días apunto cosas. Luego empiezo a desarrollar y cojo las que más me gustan o las que veo que pueden tener potencial, y empiezo a pensar la música”. Está claro que Lendakaris Muertos es una banda que se caracteriza por sus letras, y ellos mismos confirman que siempre le dan más importancia que a la música. Aunque en esta ocasión han trabajado algo diferente con “El 4K se llevó a mi chica”.

El Lendakarismo ha conquistado las américas, tanto es así que este disco se ha compuesto y grabado mientras realizaban su gira “Pandamericana”, pasando por Estados Unidos, México, Chile o Colombia. Este viaje ha servido para su enriquecimiento personal, pero también para expandir su mensaje al otro lado del charco: “En Bogotá estuve hablando con un chaval que se sabía todas las canciones. Se llevaba una lista de preguntas. Pero cosas muy concretas que era imposible que entendiera. Cuando por ejemplo, decíamos que Iparralde era aburrido, preguntaba ¿Qué pasa con Iparralde?”.

En esta ocasión, el disco ha salido a la venta bajo la creación de un nuevo sello propio: “Es algo que queríamos hacer hacía tiempo pero nunca habíamos encontrado la oportunidad”. De momento se muestran felices de trabajar por su cuenta, ya que hoy en día la diferencia entre trabajar con sello propio o ajeno es bastante pequeña. Con él, han grabado en esta ocasión, pero me cuentan que no saben que pasará en el futuro y que tampoco se han planteado grabar para otras bandas. Muestran su apoyo a la escena invitando como teloneros a grupos que Lendakaris Muertos como banda siguen.

Es un grupo que siempre se ha nutrido de anécdotas y experiencias, pero al preguntar sobre su intro, “Llamada Perdida”, no me imaginaba que se trataría de algo tan real: “Es una broma que hacemos entre nosotros. Una vez nos escribió un tío que creo que era de Sevilla para tocar en su chalet en su cumpleaños. No hicimos ni contestarle. El tío nos escribió días después indignadísimo. Y nos llaman de muchos sitios. Si nos fuera mal no hubiéramos grabado esa intro. Es como una coña”.

Después de casi una hora se termina el tiempo. Aitor y Jokin tienen que ir a firmar discos a todos aquellos “seguidores reales” de su especial forma de hacer las cosas. Mientras vuelvo a casa analizo la situación (siempre lo hago), y mi sensación es la de realmente haber estado en el bar de mi pueblo hablando con un par de amigos (algo más mayores) sobre temas de actualidad y otros que nos preocupan. De esas conversaciones de las que siempre sacas algo nuevo aprendido.


EL TEMA QUE FALTA: “El Procés”

Podrán cortar la droga pero no la primavera fue compuesto y grabado antes del proceso catalán. Por este motivo no encontramos ninguna canción que haga alusión al tema político más actual. Aún así, es un tema susceptible a la ironía del Lendakarismo. Por ello, he de ponerlo sobre la mesa, y la conclusión que me dan es que: “Lo de Cataluña, como antes el tema del terrorismo, se usa para tapar otras cosas”. Atentos al siguiente trabajo, porque Aitor ya tiene alguna idea escrita sobre esto.


EL TEMA QUE HACÍA FALTA: “No Ez No”

“No Ez No” fue escrita ajena a otro asunto de actualidad: San Fermín y La Manada. “El tema salió así, tampoco fue premeditado. Tenía que salir tarde o temprano. Es un tema muy delicado. Porque al final, al año no sé cuantas mujeres mueren aquí en España, pero parece que no pasa nada”. No es tan habitual encontrar a defensores masculinos de este tipo de cuestiones, y por eso también quiero hablar sobre la responsabilidad que tienen los hombres sobre esto. Jokin es contundente cuando dice: “Somos tíos. Los que violan son tíos ¿No? Pues no sé, yo creo que es la educación está claro. No hay otra. ¡Pero educación de verdad! No hay otra solución. Sino ¿Cómo cortas eso? ¿Cuántos años llevan con las mujeres? Qué si las mujeres ganan menos ¿Desde cuándo están arreglando eso? De toda la puta vida”.


Fotografía: Koldo Orue (Gasteiz Calling 2016)

Deja un comentario