WACKEN OPEN AIR: CÓMO SOBREVIVIR AL WACKEN 2019

wacken
Arya Blues@aryabluess – El Wacken Open Air 2018 ha cerrado sus puertas un año más. En esta ocasión, ha conseguido dar carpetazo con una noticia que ha invadido internet: “Una pareja de ancianos se escapa de una residencia para acudir al festival de metal más grande del mundo” ¡Y normal! Porque vivir la experiencia en la ‘Meca del Metal’, incluso una vez en la vida, sabe a poco.

Pero sobrevivir al Wacken es una cuestión complicada. Son muchos días, el tiempo está loco, el barro domina la escena y hay que estar ‘on fire’ hasta el final.
Lo primero que has de saber si nunca has pisado territorio ‘metalemán’ es que llueve. Llueve mucho y torrencialmente. Además, el suelo es prácticamente barro al 90%. Esta mezcla es un cóctel de improvistos que si se saben con anterioridad se pueden sortear.
Cuidado con el calzado. No he visto más chanclas y suelas desprendidas y pegadas al suelo ¡En mi vida! Dr. Martens o cualquier tipo de bota potente es lo ideal, y para ir a la ducha, lo mismo. Mejor unas sandalias potentes.
Cuando hagas el equipaje básico piensa en ésto. Lleva una tienda de campaña en condiciones. Si puedes, además, lleva toldos y habitáculos que te sirvan para organizarte durante tantos días. Lo mejor, es unirse con otrxs colegas y llevar todo entre todxs.
¡Pero cuidado! No te confíes, porque cuando no llueve hace mucho calor, que unido a la rica y buena cerveza, hace que te sobre la ropa mucho. Así pues, en la maleta deberías meter ropa para el frío y el calor y mucha, por la lluvia.
No te olvides de llevar ropa a mano. Recuerda que estás volando y que tu maleta puede perderse. Así pues, mejor llevar contigo un ‘por sea caso’.
La comida y la bebida no es ningún problema. Hay puntos de alimentación en muchas partes del festival, pero también en el propio pueblo se puede comprar o comer sin ningún problema. El precio es un poco más caro que en la península, pero no olvidemos que es Alemania. En la maleta siempre puedes además, añadir jamón u otros productos que aguanten al vuelo para los primeros días.
El dinero en efectivo es importante. En el interior del festival dispones de cajeros para sacar si necesitas. Sin embargo, yo recuerdo tener algunos problemas para sacar lo necesario. Mejor ir preparadxs.
Es un festival ajetreado. Hay muchas bandas y muchos horarios. Si normalmente tenemos que ir con los horarios mirados y elegidos, en el caso del Wacken Open Air, esta cuestión se vuelve fundamental.
Lo de siempre, tapones, y el resto de cuestiones que haces para otros festivales, también debes hacerlo, en éste quizá multiplicado por dos. Te aconsejo que mires bien la web y organices bien el viaje para poder disfrutar al máximo.

Deja un comentario